lunes, 12 de febrero de 2018

Movilización en defensa de Afrín y contra el fascismo turco


Por medio de una concentración realizada este lunes 12 de febrero en la plaza Moyua de Bilbao frente a la Subdelegación del Gobierno del estado español, la Plataforma de Solidaridad con Kurdistán ha querido denunciar que el 19 de enero, el ejército turco aliado con fuerzas fascistas del entorno de Al Qaeda lanzó una campaña militar contra Afrín la región kurda situada en el noreste de Siria. Ciudades, pueblos, lugares históricos y campos de refugiados están siendo bombardeados y ocupados militarmente.


En un comunicado leído durante la movilización, señalan que “desde el inicio de la ofensiva han sido asesinadas más de 300 personas, miles han sido heridas, y miles sufren el desplazamiento forzoso”.

“Esta agresión ha sido posible con el beneplácito de Rusia –que retiró las tropas allí estacionadas-, pero también de Bashar Al Assad, que no ha cumplido sus amenazas de defender su soberanía nacional y el espacio aéreo, y por supuesto, gracias a la complicidad de Estados Unidos con su aliado de la OTAN”.


“La excusa de este ataque criminal de Turquía es tan ridícula como asegurar sus fronteras. Sin embargo, el Estado Islámico las utilizó durante años no solo sin oposición, sino con la colaboración turca. La razón de esta agresión no es otra cosa que la animadversión turca al proyecto confederalista, democrático, pluriétnico y feminista del Kurdistán”.

“Hasta ahora, Afrín había sido uno de los territorios menos golpeados por la guerra en Siria, ya que desde los inicios de la contienda había estado en manos kurdas y de sus aliados sirios. Por ello, el cantón había sido el refugio de centenares de miles de desplazados por la guerra. Y de hecho, han sido estas mismas personas algunas de las primeras en ser objeto de los bombardeos de Turquía”.


“La situación de Afrín y del pueblo kurdo se explica porque está atrapado en la guerra de imperialismos y de potencias regionales que se libra en Siria, donde la población kurda se enfrenta a la hostilidad del supremacismo árabe de Assad del violento racismo turco, las milicias islamistas que ya ni se molestan en combatir al régimen, el terror del Estado Islámico y el duelo entre Estados Unidos e Irán, entre otras luchas de carácter geopolítico”.

“En esta situación es necesario denunciar el comportamiento vergonzoso de todas las potencias y países que permiten que la guerra continúe recrudeciéndose, la colaboración del supuesto eje antiimperialista con Turquía, que posee el segundo ejército más grande de la OTAN, el utilitarismo de los Estados Unidos y la lamentable actuación europea, que no solo deja en manos de Erdogan las políticas de refugiados, sino que también le suministra armamento, como en el caso de los tanques Leopard alemanes”.


“Igualmente, desde Euskal Herria queremos hacer llegar nuestra solidaridad al pueblo kurdo, que en estos momentos resiste contra el ejército turco y sus marionetas islamistas. Para finalizar, aportamos por un proceso político que ponga fin, definitivamente, a la guerra en Siria, le devuelva su soberanía y busque una solución que reconozca las legítimas aspiraciones de autonomía social y democrática del pueblo kurdo y otras naciones e identidades que conviven en el país y la región”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario