martes, 9 de enero de 2018

Recuerdan en Bilbao el quinto aniversario del asesinato de 3 militantes kurdas


Decenas de personas se han concentrado este martes 9 de enero en el Arenal de Bilbao, convocadas por la Plataforma Herri Kurduarekin Elkartasun Ekimena y la Marcha Mundial de las Mujeres de Euskal Herria para denunciar que hace ya 5 años que Sakine Cansiz, Fidan Dogan y Leyla Soylemez, todas ellas militantes kurdas, fueron asesinadas en París. Desde entonces, el Estado Francés poco ha hecho por esclarecer las ejecuciones políticas de una de las fundadoras del PKK, la representante francesa del Congreso Nacional de Kurdistán y una activista del movimiento juvenil de mujeres. Las tres, además del compromiso con el Movimiento de liberación kurdo, destacaron por su lucha en todos los frentes por la inclusión de la liberación de la mujer, destacando tanto en la teoría como en la práctica, que no cabría liberación del Pueblo kurdo sin la liberación total de las mujeres. Así, potenciaron sin descanso las organizaciones autónomas de mujeres como herramienta de empoderamiento y la exigencia de la representación paritaria en todos los espacios, tanto institucionales, autodefensa, comunales o económicos.


Pese a la importancia de estas mujeres y los numerosos indicios aportados, entre otras fuentes, por la policía holandesa de la relación del autor de los asesinatos con los servicios secretos turcos, el juicio no ha llegado a ninguna parte.


En primer lugar, porque el principal acusado, el infiltrado Ömer Güney falleció repentinamente antes de comparecer ante el juez. Tampoco las autoridades francesas han mostrado ningún interés por tirar del hilo de los servicios secretos turcos, estas ejecuciones y el proceso de paz que en aquellos momentos llevaban a cabo el gobierno de Erdogan y el PKK.


5 años después, debemos denunciar, por tanto, una vez más, la complicidad de Occidente y en este caso el Estado Francés, con la guerra sucia y la violencia contra el movimiento de liberación kurdo. Igualmente, nos vemos obligadas a reseñar que más allá de lo sangrante que es que Turquía goce de total impunidad en Europa para llevar a cabo operaciones de castigo y provocación contra las revolucionarias kurdas, este mismo tipo de actividades violentas las materializa no solo en territorio kurdo bajo su administración, sino también en Basur (Kurdistán de Iraq) y en Rojava (Kurdistán de Siria), donde sus incursiones militares, bombardeos, y operaciones de desestabilización son habituales.

Por último, reivindicamos la memoria de las compañeras asesinadas (tanto en París como en Kurdistán) y destacamos la necesidad de la participación de las fuerzas revolucionarias kurdas en cualquier solución que tenga por objetivo llevar la paz y la justicia a Kurdistán. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario