sábado, 4 de noviembre de 2017

Miles de personas se movilizan en Bilbao contra el 155 y por el Derecho a Decidir


Decenas de miles de personas se han manifestado la tarde de este sábado 4 de noviembre desde la Plaza de la Casilla (Bilbao) hasta el Ayuntamiento, convocadas por  EH Bildu, ELA, LAB, ESK, STEILAS, HIRU, CNT, Etxalde, EHNE y Gure Esku Dago en respuesta a la actitud autoritaria y represiva del Estado español  contra el pueblo catalán y sus instituciones democráticas. 

MANIFIESTO

“NO AL 155: DEMOCRACIA Y DERECHO A DECIDIR”

Ante la gravedad de los acontecimientos que están sucediendo en Catalunya y que afectan a todo el Estado y por tanto también a Euskal Herria, las fuerzas políticas, sociales y sindicales que hoy han respondido a esta convocatoria queremos hacer públicos los siguientes compromisos:

1) En respuesta a la actitud autoritaria y represiva del Estado contra el pueblo catalán y sus instituciones democráticas, mostramos nuestra solidaridad con la ciudadanía de Catalunya y nos comprometemos a hacer frente a la deriva autoritaria y antidemocrática de la entente PP-PSOE-Ciudadanos, que tiene en la aplicación del artículo 155 un punto de inflexión de dimensiones históricas. Asumimos la responsabilidad de impulsar la respuesta ciudadana, pacífica y democrática, frente a las acciones represivas del Estado en Catalunya.


Estas tres organizaciones políticas (PP, PSOE y Ciudadanos) conforman un frente de Estado profundamente autoritario, que se ha propuesto destruir cualquier atisbo de democracia, primero en Catalunya y seguidamente en cualquier territorio y contra cualquier pueblo que no asuma de buen grado los principios monárquicos, involutivos y de unidad indisoluble del Estado que ellos imponen. No es casualidad que dirigentes del PP hayan amenazado con utilizar ese artículo en otros lugares.


La aprobación del artículo 155 ha supuesto la destitución ilegítima del Govern de Catalunya y la usurpación de sus competencias por parte del Gobierno español. Además, Rajoy ha impuesto la disolución del Parlament, depositario de la soberanía democrática de la ciudadanía catalana. Todo ello se suma al encarcelamiento por motivos exclusivamente políticos de dos activistas sociales como Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, de 8 representantes del legítimo Govern catalán y a la amenaza directa de prisión para otros cargos políticos democráticamente elegidos por el pueblo catalán, incluido el president de la Generalitat y la presidenta del Parlament. Estas decisiones, además, son implementadas por una fiscalía y unos jueces que actúan como meros apéndices del poder político, al grito de “A por ellos”.


Sin duda, esta escalada represiva no se circunscribe al marco de Catalunya, sino que va a suponer un recorte de libertades democráticas en todo el Estado, y Euskal Herria también será objeto de agresiones. El PP, el PSOE y Cs han decidido imponer los márgenes cada vez más estrechos por donde debe transitar toda la política en el Estado. Esto incide directamente en el debate abierto para renovar el estatus político. El margen de mejora de autogobierno es el que marca el Estado.


Por todo ello afirmamos que ante decisiones propias de un Estado antidemocrático resulta inaceptable mantener, también en Euskal Herria, cualquier normalidad institucional y acuerdos políticos de primer orden con cualquiera de esas tres fuerzas políticas (PP, PSOE y Ciudadanos). Esas medidas excepcionales del artículo 155 suponen un ataque directo a la democracia y el derecho a decidir que no puede quedar sin una respuesta proporcional en el ámbito de la política vasca.

2) Segundo, exigimos la puesta en libertad de los miembros de la sociedad civil catalana Jordi Sánchez y Jordi Cuixart (presidentes de ANC y Omnium Cultural respectivamente). Los procesos sociales y de reivindicación nacional precisan de estructuración social y, en una democracia, es inaceptable que las personas que militan en esas estructuras sean criminalizadas.


Asimismo, exigimos la inmediata puesta en libertad de las y los representantes del Govern encarcelados esta semana. Cuentan con nuestra solidaridad y nuestro apoyo. Y nos solidarizamos y mostramos nuestro apoyo a todos los cargos políticos catalanes amenazados de prisión por ejercer una acción política que responde a un mandato democrático de la ciudadanía. En este sentido, reafirmamos nuestro apoyo al proceso democrático de Catalunya y exigimos el respeto a las decisiones mayoritarias de sus instituciones. Catalunya debe seguir su camino.


3) Nos comprometemos a impedir la degradación de la democracia y a defender todos los derechos civiles y políticos. Más concretamente, reivindicamos el derecho a decidir de Cataluña y de los territorios de Euskal Herria. El origen del problema está precisamente ahí, en la negativa radical por parte del Estado para dar cauce democrático a esa reivindicación. Ni el Estado español, ni el PP, el PSOE y Cs lo aceptan. Defendemos que somos sujeto político propio y legitimado, cuyo único límite debe ser el ejercicio democrático de la ciudadanía vasca. Democracia es derecho a decidir, en Catalunya y también en Euskal Herria. (Fuente: ELA Sindikatua)

Visca Catalunya!
Gora Demokrazia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario