viernes, 17 de noviembre de 2017

Bilbao, ciudad libre de agresiones sexuales infantiles


Gaur, hemen, epaitegien aurrean, garbi adierazi nahi dugu adin txikikoek jasaten duten indarkeria sexuala erabat deitoragarria dela. Mugimendu feminista era horretako erasoak gure kale eta etxetatik desagerrazteko konpromiso irmoa adierazten du. Hitzetatik haratago datuek gordin diote:


Hoy en día, una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños ha sufrido violencia sexual antes de haber cumplido los 13 años. El 90% de los casos, la agresión es cometida por un familiar o persona del entorno cercano.


Aipatutako datuek sorrarazten diguten amorruaren neurri berean diogu, inolako zalantza izpirik Gabe, erasotzaileek ez dutela lekurik gure hirian. Ozen diogu, ozen sentitzen dugulako. Eta ozen sentitzen dugu gure haurrak txoko guztietan aske eta zoriontsu nahi ditugulako.


Queremos expresar la indignación que nos produce la impunidad con la que vienen contando estos agresores sexuales por parte de todo un sistema que se erige como garante y protector de nuestros niños y niñas que sin embargo permite de manera cómplice que delitos de esta índole queden sin castigo.


Venimos a declarar nuestra ciudad como espacio libre de agresiones infantiles y de cualquier tipo de agresión machista.


Honegatik guztiagatik atera gara gaur kalera, eta horregatik guztiagatik jarraituko dugu, gaur eta beti, haurren kontrako sexu indarkeriaren aurkako jarrera tinkoa agertzen.

Guk sinisten zaituztegu
Erasorik Ez. Erantzunik Gabe
Gora Borroka Feminista



Presentación del libro: “Tomar la Palabra” -Dolores Juliano / Historias de cuidados y (des)igualdad – Torre de Babel


Este viernes 17 de noviembre en Arrupe Etxea (Bilbao), Biltzen (Servicio Vasco de Integración y Convivencia Intercultural),  en colaboración con la asociación Bidez Bide y la Fundación Ellacuría han realizado una jornada en torno a la visibilización de los procesos de las mujeres inmigrantes para tomar la palabra y ejercer sus derechos. La jornada se enmarca en el foro para la igualdad 2017 promovido por Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer.


El programa se articuló en torno a la presentación del libro “Tomar la palabra. Mujeres, discursos y silencios” por su autora, la antropóloga feminista Dolores Juliano, y de la publicación Historias de cuidados y (des)igualdad. Mujeres migradas trabajadoras del hogar y de los cuidados, de la mano de sus protagonistas del Grupo Torre de Babel.








miércoles, 15 de noviembre de 2017

Cláusulas sociales en las residencias de la tercera edad de Bizkaia


El Sindicato LAB ha realizado hoy miércoles 15 de noviembre en el Registro General de la Diputación Foral de Bizkaia (Bilbao) la entrega de un documento en el que se recogen los mínimos de LAB para los pliegos de condiciones en los servicios subcontratados por la administración. Los pliegos para las residencias de la tercera edad se publicarán próximamente y LAB ha reivindicado hoy, que en estos pliegos deben recogerse cláusulas sociales y ratios suficientes.

COMUNICADO
Queremos decir alto y claro que necesitamos unos servicios sociales de calidad y públicos, porque es el único modo de poder garantizar a la sociedad unos servicios que sean beneficiosos para todas y todos.

Sin embargo, es la privatización de los servicios la constante que se reproduce una y otra vez. Éste es el caso de las residencias de la tercera edad, la mayor parte de las cuales están privatizadas. Esto se ve en el mapa de residencias de Bizkaia, donde las de gestión pública casi se pueden contar con los dedos, mientras que las privadas surgen como champiñones al abrigo de la desidia de diputación. 


Por eso exigimos a diputación que se haga cargo de esta cada vez más cruda realidad, publificando los centros residenciales, responsabilizándose así del bienestar de las personas y asumiendo la prestación de los servicios. Y mientras esto no sea una realidad exigimos que los pliegos de concertación recojan unas cláusulas sociales que hagan más garantista la calidad del sector, que den una verdadera respuesta a las cargas de trabajo, a la falta de personal, a la falta de control sobre el dinero público, que pongan límite a los beneficios de las empresas gestoras del servicio, primando la calidad de la vida de las personas que viven y trabajan en las residencias.

Para ello, otro de los pilares básicos que hay que incluir es el de unos ratios en consonancia con la realidad imperante en el sector. Logrando unos ratios cuyos objetivos tuviesen como objetivo la calidad y dignidad de la vida de usuarios y usuarias, mejoraríamos de facto la calidad de vida de las trabajadoras, ya que nos aseguraríamos más personal y con una carga de trabajo razonable a las funciones sociales que cumplen con su desempeño.


Por todo esto hicimos entrega del documento con los contenidos que LAB considera los mínimos indispensables que tienen que aparecer en los pliegos de condiciones. Estamos convencidas de que es necesario un cambio en el modelo de gestión de residencias, que permita de una vez por todas que este servicio fundamental en el desarrollo de nuestra sociedad, tenga de una vez el reconocimiento que se merece. (Fuente: LAB Sindikatua)


Gazte Lokala defenda dezagun!


Han pasado dos meses desde que el Ayuntamiento zanjó unilateralmente las conversaciones que veníamos manteniendo y nos hizo llegar una orden de desalojo. Al parecer tenían la intención de hacer viviendas de protección oficial y “un local nuevo que cederían de nuevo para ser autogestionado”. Las personas de la Deustuko Gazte Asanblada decidimos entonces reunirnos con el Ayuntamiento con la intención de pedir explicaciones y decirles que pretendíamos hacer un proyecto de insonorización que acabara con las molestias que causaban supuestamente los conciertos que hacemos. Propuesta que las personas representantes del Ayuntamiento, Asier Abaunza y Marta Ajuria aceptaron. En la siguiente reunión del 10 de septiembre, en la que pretendíamos seguir concretando los pormenores de la insonorización, se echaron para atrás, para nuestra sorpresa, y manifestaron su intención esta vez de hacer “viviendas de protección oficial en régimen de alquiler para jóvenes”, además del local nuevo ya mencionado antes. La insonorización ya no era una opción, la única opción era aceptar su proyecto. Aun así, y con la intención de parar todo esto, el pasado lunes (13 de noviembre) nos volvimos a reunir, y las conversaciones no se dan por finalizadas. 

A raíz de las conversaciones mantenidas esta es la lectura que hacemos:

1. La razón para derribar el Gazte Lokala no es el ruido provocado por los conciertos como afirmó Asier Abaunza públicamente. La última denuncia es de 2016.  Además  la insonorización acabaría con el supuesto problema.  Por otra parte contamos con el apoyo de la mayoría de portales colindantes con el local, al igual que con el apoyo manifestado por distintos colectivos, grupos, individuales y comercios de Deusto.  Entendemos estas muestras de solidaridad un reconocimiento al trabajo que llevamos realizando durante 26 años.  


2. La supuesta construcción de “vivienda de protección oficial en régimen de alquiler para jóvenes” no es más que un lavado de cara. El ayuntamiento de Bilbao no tiene interés en solucionar los problemas que la juventud tiene para emanciparse.  La media del precio del alquiler en Deusto es de 942 euros al mes y el 10% de las casas están vacías (unas 2300 en Deusto, según datos del Gaindegi).  ¿Qué hace el Ayuntamiento para solucionar esta situación?. La vivienda pasó hace tiempo de ser un derecho a ser un negocio.  Nosotras lo tenemos claro, no estamos de acuerdo con construir más, y tampoco con reforzar el negocio de unos pocos; la vivienda no puede estar sujeta a la lógica del mercado.  Estamos a favor de gestionar lo que ya tenemos, por descotado, a favor de la ocupación. 


3. Su autogestión no es la nuestra. Hablan continuamente de autogestión, hasta Juan Mari Aburto parece estar “ a favor de la autogestión”.  Le llaman autogestión a locales controlados por el ayuntamiento en los que no hay trabajo asalariado.  Pero la autogestión no es eso.  La autogestión es crear recursos para gestionar nuestros espacios y proyectos, es estar sujetos solo a lo decidido de forma colectiva en las asambleas.  Queremos construir espacios con vocación de romper las relaciones de poder, espacios abiertos, que nos sirvan para aprender y enseñar.  De ninguna manera entendemos como un espacio autogestionado un local que está  bajo el mandato del Ayuntamiento. 

Quieren derribar el antiguo mercado de Deusto, local que llevamos largos años autogestionando en colectividad mediante la organización, y dicen que es por nuestro bien, pero no nos engañan.  Nos parece muy interesante el debate planteado por el Ayuntamiento.  Mientras hablando de ruido, de la comunidad, de un local nuevo y mejor equipado, del problema de la emancipación de la juventud; nosotras hablamos de insonorizar, de implicación en el barrio y de relaciones entre vecinas y de llenar las casas vacías.  Nos quieren sin casa y sin espacios propios.  Pero no lo van a lograr.  Nuestras soluciones no les posibilitarán hacer negocio, quizá ese sea el verdadero problema.  Pero estamos dispuestas a discutir.  Nos reafirmamos en nuestra decisión frente al modelo de  vida que nos es impuesto; seguiremos creando y defendiendo colectivamente espacios libres y autogestionados.

Martes 15 de noviembre de 2017, Deusto.

martes, 14 de noviembre de 2017

Concentración por el asesinato machista de una niña de 2 años (Alzira)


Este martes 14 de noviembre, la asociación feminista “Gafas Moradas”, ha realizado una concentración en Bilbao para denunciar el asesinato machista en Alzira (Valencia) de una niña de 2 años, a manos de su padre, un hombre de 28 años, quien la degolló, le cortó el cuello mientras dormía, para vengarse de su madre quien había decidido poner fin de una vez por todas a una relación tóxica desde hacía mucho tiempo.


En el pasado año 2016 fueron 75 los cadáveres de mujeres más el de una bebé de un año Alicia y otra niña de cuatro años que pesaron sobre las conciencias de estos gobiernos que no hacen absolutamente nada por cambiar esta trágica realidad, 75 seres humanos solo por haber nacido mujeres. En este año 2017 son ya 55 los cadáveres de mujeres más los de 9 niños y niñas que se han cobrado los asesinos machistas.


¿Quién nos protege? NADIE. Están muy ocupados mandando ejércitos a Barcelona porque les importan más unas urnas que los feminicidios constantes. Por supuesto porque ellos forman parte de este sistema patriarcal y les interesa que esto siga exactamente igual. Porque eso es lo que hay que combatir, nada más y nada menos, la raíz de todo el problema: el patriarcado.


La asociación feminista Gafas Moradas denuncia que las violencias machistas suponen la más grave violación de los derechos humanos que padece nuestra sociedad. Nos están asesinando y nos están asesinando porque somos mujeres, porque alguien que nos  supone de su propiedad se cree con el derecho de acabar con nuestras vidas, de violarnos, de maltratarnos, de agredirnos mientras las leyes sigue sin estar a la altura de las circunstancias, con unos recortes bestiales en igualdad, llegando incluso alguna jueza a denunciar que la falta de recursos impide cumplir la ley contra la violencia machista.


Seguimos exigiendo:
- Que se desarrolle e implemente el Convenio de Estambul 
- Que toda la sociedad y sus organizaciones e instituciones se comprometan en esta lucha.
- Que la lucha y los recursos incluyan tanto la violencia que ejerce la pareja o ex pareja como las agresiones sexuales, el acoso sexual en el ámbito laboral, la trata con fines de explotación sexual/laboral de mujeres y niñas y todas las violencias machistas. Exigimos al Estado un Plan de Acción contra la violencia sexual en todos los ámbitos (de pareja, familiar, laboral, escolar, en las calles, transportes y fiestas) con medidas de prevención y atención especializada. La desprotección de las víctimas es violencia institucional. La judicatura, la policía, las leyes, los políticos, todos forman parte de una de las mayores violencias contra las mujeres como es la violencia institucional.
- Que se proteja de inmediato a cualquier mujer desde el momento de la denuncia, facilitando diferentes salidas que impliquen una verdadera recuperación vital, económica y social de ellas así como de sus hijos e hijas.
- Que la prevención sea una política prioritaria.
- Que los medios de comunicación se comprometan a hacer tratamiento adecuado de las diferentes de violencias machistas, visibilizándolas, evitando el sensacionalismo morboso en su tratamiento y utilizando un lenguaje no sexista. Que se prohíba de una vez la cosificación de las mujeres en la televisión.
- La eliminación de la custodia compartida impuesta, la eliminación urgente del falso SAP (síndrome de alienación parental) y el régimen de visitas de los menores a los maltratadores condenados. La retirada y no cesión de la patria potestad a los maltratadores. 
UN MALTRATADOR NUNCA SERÁ UN BUEN PADRE.

Apoyamos desde aquí a todas las mujeres que como Juana Rivas protegen a sus hijos de los maltratadores.


Tomemos conciencia de una vez que el Machismo Mata. La sociedad tiene que dejar de ser indiferente ante esta sangría y empezar a luchar por cambiar esta situación insostenible, por ello la asociación feminista gafas moradas se compromete a ayudar a las mujeres maltratadas dentro de nuestras humildes posibilidades con abogadas y psicólogas y estaremos aquí al día siguiente de cada asesinato machista que ocurra en Euskal Herria y en el resto del estado español. Nuestro deseo es que no tengamos que volver a hacerlo.


Nuestro cuerpo no se viola, nuestro cuerpo no se agrede, nuestro cuerpo no se subroga, nuestro cuerpo no se maltrata, nuestro cuerpo no se mata. 

Nos queremos libres!! 
Nos queremos sin miedo!! 
Nos queremos vivas!!



Y a ti, agur eta ohore, que la tierra te sea leve. Estarás siempre en nuestros corazones. Beti izango zara, beti izango zarete gure bihotzetan.




Conferencia: Micromachismos y otras palabras mágicas (Alicia Murillo)


Decenas de personas se han dado cita este martes 14 de noviembre en el Hika Ateneo de Bilbao, para escuchar la conferencia: Micromachismos y otras palabras mágicas, impartida por Alicia Murillo, y organizada por Ezker Anitza-IU.

Ésta fue una conferencia en contra de la institución académica y a favor de las abuelas, es ese tipo de charlas que nunca escucharás en tu facultad.


Se designó con la palabra micromachismo a las violencias cotidianas invisibilizadas (reparto no equitativo de tareas domésticas, violencias psicológicas en el ámbito de la pareja heterosexual, etc.) pero si nos paramos a pensar, hemos escuchado muchas veces a nuestras abuelas decir eso de “me tenéis como una esclava”. Para ellas estas violencias no fueron nunca invisibles. La injusticia nunca es invisible para quien la sufre, no son las violencias las que la sociedad invisibiliza sino a las personas que las sufren.


Desde el feminismo académico surgen a menudo palabras nuevas con la intención, en un principio, de visibilizar discriminaciones. Esas palabras, a menudo, son inventadas por personas blancas de clase media con estudios superiores que trabajan al servicio de una de las estructuras patriarcales más importantes: la universidad.

¿Realmente puede haber subversión desde el lenguaje académico? ¿No supone la existencia del mismo per se una invisibilización de las voces que llevan siglos reclamando justicia desde las posiciones de mayor opresión?



Cadena humana en defensa del servicio de ayuda a domicilio de Bizkaia


Este martes 14 de noviembre, cientos de personas se han movilizado en Bilbao, convocadas por los sindicatos LAB, ELA, UGT y USO en una cadena humana que ha empezado desde la Diputación Foral de Bizkaia hasta el Ayuntamiento de Bilbao, para denunciar la irresponsabilidad de los Ayuntamientos y la voracidad empresarial de quienes gestionan el servicio de ayuda a domicilio


El SAD, es un servicio social público, catalogado como prioritario en la ley de Dependencia así como en la Ley de Servicios Sociales de Euskadi. Sin embargo el desarrollo y aplicación que efectúan las instituciones han relegado este servicio a un estado residual, externalizado y gestionado por empresas privadas, las cuales, priman sus beneficios a la calidad y objeto del servicio y a la garantía de los derechos laborales.


Ello, ha tenido diversas consecuencias negativas:

- En el plano asistencial: no se está garantizando este servicio, ni la cobertura necesaria a las personas que precisan del mismo, siendo la intensidad del servicio insuficiente de acuerdo a las necesidades de las personas usuarias. El número de horas ha sido recortado en torno al 30% en el conjunto de Bizkaia, llegando a otorgar incluso 30 minutos de servicio diario. Por otro lado, desde las propias instituciones se “aconseja” a los usuarios que opten por otro tipo de prestaciones, las económicas, las cuales se dan sin hacer ningún tipo de control sobre su destino, con lo que no se garantiza el cuidado profesionalizado de las personas dependientes y dando lugar, además, a una economía sumergida, no controlada. 


- En el plano laboral: quienes prestamos este servicio durante décadas, no tenemos garantizado el empleo. El recorte de horas ha supuesto un Expediente de Regulación de Empleo camuflado con muchos despidos, reducciones de jornadas y mayor flexibilidad horaria. El último convenio Colectivo normativizó la reducción de horas y de tarifas, adaptando los recortes ejecutados por Ayuntamientos y Diputación a la regulación laboral, dando lugar a una pérdida de poder adquisitivo y a la sustracción de derechos laborales para que los Ayuntamientos y Empresas gestoras del servicio dispongan de las trabajadoras a demanda.


- Destacar que el sector lo conformamos casi en su totalidad mujeres, de mediana edad la mayoría, que nuestra ocupación efectiva la realizamos en solitario, acudiendo de domicilio en domicilio para atender las necesidades básicas de la vida, tales como aseos, movilizaciones, comidas, atención personal, compras, etc.., y prestar apoyo físico y emocional a personas en situación de dependencia. Todo ello sin los recursos y apoyos mecánicos adecuados que impidan que dicha tarea genere un daño a nuestra salud. Somos pocas las trabajadoras que podemos acceder a la situación de jubilación ordinaria, siendo la anticipada un mecanismo muy extendido en la plantilla por la imposibilidad que supone realizar este trabajo con determinada edad, y por el deterioro físico que sufrimos debido a la carga de trabajo y a las inexistentes medidas preventivas adoptadas por las empresas.


Queremos denunciar alto y claro a quienes gestionan y se enriquecen a costa de nuestro esfuerzo y de un servicio de financiación pública, las patronas. Son cómplices directos de esta destrucción de empleo y precarización laboral, ya que toman parte en las licitaciones, como en auténticas subastas a la baja, con las graves consecuencias que ya anteriormente se han mencionado en el diagnóstico. Son causantes de que las condiciones laborales se hayan ido empeorando paulatinamente, con aumentos de cargas e indefinición de las jornadas, teniendo un calendario irregular durante todo el año siendo trabajadoras que prestan el servicio a la carta.


La crisis de los cuidados es una realidad que se acentúa día a día y que cada vez sufren más las personas necesitadas de este servicio, así como quienes prestamos estos cuidados. Por ello, exigimos las siguientes medidas a las Instituciones titulares, los Ayuntamientos y/o Mancomunidades:

- Que de acuerdo a la Ley 12/2008 de 5 de diciembre de Servicios Sociales en su artículo 60.1, los Ayuntamientos y/o Mancomunidades, opten por la gestión directa del servicio, iniciando un proceso de reversión del propio servicio en su integridad, garantizando plenamente los derechos de los y las trabajadoras que estamos actualmente prestando el servicio, el Derecho de los y las usuarias a percibir un servicio de calidad e intensidad suficiente, y que las auxiliares domiciliarias gocemos del suficiente reconocimiento por el ejercicio de nuestras funciones, siendo de aplicación el acuerdo regulador de las condiciones laborales de las personas que prestan actividad directamente para las Instituciones Públicas.


- Que en el transito mencionado en el punto anterior y en el ejercicio de sus funciones, asuman su responsabilidad en la prestación de este servicio y adopten el compromiso de:

Recoger en los pliegos de condiciones la subrogación de los las trabajadoras y sus condiciones laborales, garantizando las jornadas que tenemos por contrato.


Elaborar Bolsas de trabajo reguladas que doten de estabilidad al personal eventual, del mismo modo que en la propia Administración.

Promover cláusulas sociales garantes de los Derechos Laborales.


Dotar de un presupuesto suficiente.

Adoptar las medidas preventivas adecuadas de los riesgos derivados de nuestro trabajo, por la excesiva carga de tareas por hora trabajada, por un trabajo realizado en soledad y con personas dependientes en sus propios domicilios.

Implicarse de manera directa en la negociación del Convenio Colectivo Sectorial.


Fijar el convenio de referencia, siendo éste el Convenio Colectivo del Sector en Bizkaia, garantizando en todo caso, y como mínimo, el costo y condiciones laborales establecidas en el propio convenio, fijando precios suficientes para ello, y que sean destinados en su totalidad a las condiciones laborales.


Los sindicatos ELA, LAB, UGT Y USO, nos reafirmamos en el diagnóstico compartido conjuntamente con las trabajadoras de la cruda realidad del Servicio de Ayuda a Domicilio de Bizkaia, y se ratifican en los contenidos recogidos en la plataforma reivindicativa unitaria. (Fuente: LAB Sindikatua)




Concentración contra el intento de agresión sexual en Rontegi (Barakaldo)


Decenas de personas han participado este martes 14 de noviembre,  en la Herriko Plaza de Barakaldo, en una concentración convocada por el centro asesor de la mujer “Argitan” para mostrar su rechazo al intento de agresión sexual sufrida por una mujer este pasado sábado 11 de noviembre en el barrio de Rontegi

COMUNICADO

En la madrugada del domingo se ha producido una agresión sexual en el barrio de Rontegi de Barakaldo. El hombre que portaba un cúter como arma blanca, está siendo buscado por la Ertzaintza, ya que la mujer ha hecho descripción de sus ropas.

Desde el Centro Asesor de la Mujer “ARGITAN” de Barakaldo nuestro contacto con la realidad de las mujeres nos lleva a conocer de primera mano las situaciones de violencia contra las mujeres: malos tratos, amenazas, acoso, humillaciones, insultos, etc. Por nuestro Centro en 2016: 45 (28 en 2015) han sido las mujeres de nuestro pueblo que han denunciado explícitamente Malos Tratos y/o agresiones sexuales un 11,2% (6,3% en 2015).


No hace mucho denunciamos otra agresión machista a una mujer en el barrio de Retuerto. Las mujeres queremos ser libres, no Valientes.

Por miedo a sufrir agresiones sexuales, sobre todo de noche, las mujeres acabamos por restringir nuestra libertad de movimientos, la posibilidad de disfrutar de los distintos espacios de la ciudad o sin más, regresar a casa tranquilamente.

La Autodefensa para mujeres como Recurso nos forma y trabaja nuestra Autoestima de cara a posibles agresiones sexistas tanto en espacios domésticos como públicos.

Hoy día, seguimos viendo la necesidad, junto con todas las mujeres del municipio, de trabajar en la identificación de los lugares y tránsitos en los que de noche podemos sentirnos inseguras, actualizar el “mapa de la ciudad perdida” y desde el Ayuntamiento ver los cambios que se pueden introducir, mejoras de cara a conseguir lugares más seguros y habitables para las mujeres. Un lugar puede crear mayor o menor sensación de seguridad dependiendo de factores como la visibilidad, la iluminación, la posibilidad de orientarse con facilidad, que haya viviendas cerca, etc. 


- Consideramos que esta situación de Violencia que vivimos las mujeres es consecuencia del papel de subordinación y discriminación que vivimos en esta sociedad, por lo que es fundamental fomentar la Igualdad entre hombres y mujeres empezando por la Educación hasta la Autonomía de las propias mujeres en todos los aspectos tanto laboral como personal.

- Animamos a las mujeres a reaccionar contra esta violencia, contra la desigualdad que nos convierte a las mujeres en ciudadanas de segunda categoría y a movilizarnos activamente contra cualquier tipo de Violencia Sexista.

Centro Asesor de la Mujer de Barakaldo
“ARGITAN”
Barakaldoko Emakumeentzako Aholku Etxea

lunes, 13 de noviembre de 2017

Ante la precariedad al rojo vivo, camisetas verdes y lucha morada


Artículo escrito por ZOA SÁENZ, MARINA COSTA, SORAYA GARCÍA, KONTXI RODRÍGUEZ, Trabajadoras de las Residencias de Bizkaia.

¡Hemos ganado! ¡Eskerrik asko a todas las personas que nos habéis acompañado en la huelga de las Residencias de Bizkaia!


La que a priori parecía una huelga interminable e inalcanzable en las residencias de Bizkaia ha culminado con la conquista de las principales demandas y reivindicaciones planteadas.

Las mujeres que un día sí y otro también hemos estado en las calles respiramos y saboreamos la victoria. Una victoria de todas y para toda la sociedad.  


Ahora bien, sabemos que la lucha sigue y que las mejoras de las condiciones laborales no traen de manera automática la dignificación del sector de las residencias ni el reconocimiento de los cuidados como piedra angular de nuestra organización social. Una sociedad que prima los beneficios de unos pocos a costa de la vida y de los cuerpos de muchas, deja mucho que desear. Y no nos cansaremos de denunciarlo.


Aún así no queríamos dejar de reconocer que, ¡a veces sí se puede!, y que sin luchar es imposible conseguir pequeños grandes pasos como el convenio firmado el pasado 27 de octubre en Bilbao. El tiempo lo dirá pero esta lucha quedará recogida en la memoria histórica de la lucha sindical y feminista de nuestros tiempos.


Porque además de los logros laborales y sindicales, están los cambios personales que hemos ido experimentado en nuestras vidas a lo largo de este conflicto: enfrentarnos a nuestros jefes, perder el miedo, dejar de hacer los trabajos domésticos en casa por obligación, replantearnos nuestros roles y nuestros papeles como mujeres en las calles y en nuestras casas, agarrar el megáfono y gritar, tejer redes de confianza, complicidad y solidaridad entre nosotras… Las que lo hemos vivido sabemos de lo que hablamos. Las palabras “empoderamiento” y “feminismo” han cobrado sentido y contenido a lo largo del proceso de estos 370 días de huelga.


Señores con traje que consideran que el trabajo que hacemos es una extensión más de nuestro rol histórico de mujeres cuidadoras. Y eso tiene un precio y un reconocimiento muy bajo para ellos.  


Pero para que llegara este momento es obligatorio mirar hacia atrás y entender muchas claves que hacen que a día de hoy las mujeres trabajadoras de este sector nos encontremos en un escenario laboral bastante mejorado y que nos prepara mejor de cara a las luchas del futuro.


Aquí no hay magia, aquí hay mucho trabajo organizativo y un sindicato, ELA, que acompaña con todos los instrumentos a su alcance en la defensa colectiva de este sector laboral. Evidentemente, la propia precariedad laboral y la necesidad de mejoras en las condiciones laborales son los detonantes a la hora de comenzar. El nuestro es un sector precario absolutamente feminizado con poca trayectoria ni cultura sindical.


Y claro, para emprender la batalla hacen falta recursos, solo con la mera ideologización y discursos no es suficiente. Recursos traducidos en: un equipo de muchas personas, servicios jurídicos, comunicación, dedicación- tiempo y caja de resistencia, entre otros. Atender las necesidades laborales y materiales de las trabajadoras es condición sine qua non para sembrar las bases del conflicto. Pero este conflicto iba más allá del plano laboral.


Nosotras cuidamos personas, las acompañamos en la última etapa de la vida ¡cómo no va a ser importante nuestro trabajo!. Una de las cuestiones que más nos ha pesado siempre es el no poder atender en condiciones a las personas usuarias de las residencias. Pero tenemos claro que la responsabilidad de la calidad del servicio está en manos de las empresas subcontratadas por parte de la Diputación Foral de Bizkaia que han encontrado  aquí un gran negocio.
Repetimos: se necesita mucha organización, años de trabajo detrás, solidaridad y caja de resistencia.


No queremos olvidar tampoco a todas las compañeras de los sectores precarios feminizados que nos han acompañado y han estado muy cerca de nosotras, en especial a las kellys, a las trabajadoras de ayuda a domicilio, a las compañeras del sector de limpieza, comedores, comercio, telemarketing, trabajadoras del metal… Y por supuesto, a todas las mujeres que trabajan en el empleo doméstico, las trabajadoras internas y todas aquellas trabajadoras que trabajan fuera del mercado laboral formal en condiciones de explotación y miseria. Tenemos demasiadas similitudes, enfrentamos realidades muy injustas y por tanto, queda mucho por luchar.


“Ahora nos vamos, pero volveremos”- gritábamos en las calles hasta hace poco. Nuestras camisetas verdes están en casa. Estamos satisfechas con lo conseguido y no nos cansaremos de reivindicar que luchar merece la pena. ¡Por la dignificación de los cuidados, por nuestras vidas y por todas las conquistas que nos hace falta ganar! Erresidentziak borrokan! Gora langileria! Gora borroka feminista!


Y para finalizar queríamos agradecer a todos los colectivos y personas individuales que nos habéis acompañado en esta batalla; a las y los familiares de las personas usuarias de las Residencias de Bizkaia, en especial a la asociación Babestu;  al movimiento feminista; a Pentsionistak martxan; a las compañeras trabajadoras de las Residencias de otros territorios; a personas y representantes del ámbito de la cultura, de la música y a los partidos políticos que nos han apoyado en este lucha así como a los medios de comunicación que habéis sido imprescindibles a la hora de socializar el conflicto haciendo especial mención a Ecuador-Etxea con sus reportajes fotográficos e incesante acompañamiento.


Asimismo, agradecemos y reconocemos a todas las personas que desinteresadamente se han acercado a apoyarnos y, ¡cómo no! el agradecimiento más grande a nuestras familias, amistades y personas queridas que han soportado todos estos meses a nuestro lado. Hemos hecho este camino junto a vosotras y vosotras y con vosotras y vosotros hemos ganado. Eskerrik asko!



----------------------------------------

Prekarietate gorriari, kamiseta berdea eta borroka morea

(ZOA SÁENZ, MARINA COSTA, SORAYA GARCÍA, KONTXI RODRÍGUEZ, Bizkaiko Erresidentzietako langileak)

Irabazi dugu! Eskerrik asko Bizkaiko zahar etxeen greban gure bidelagun izan zareten guzti guztioi!

Bazirudien Bizkaiko zahar etxeen grebak ez zuela amaierarik izango, eta helburua iritsi ezinekoa zela. Haatik, eskari eta erreibindikazio nagusiak lortu ahal izan ditugu.

Etengabe kalean mobilizatu garen emakumeok garaipen gozoa ari gara dastatzen. Emakume guztion garaipena, baita jendarte osoarena ere.

Halere, badakigu borroka ez dela amaitu eta lan-baldintzak hobetzeak ez duela berez esan nahi sektore honetan erabateko duintasuna erdietsi dugunik, eta zaintza gure antolakunde sozialaren oinarria dela aitortzeak lanak eskatuko dituela oraindik ere. Gutxi batzuen etekinak zentroan jartzen dituen jendartea ez da onargarria, are gutxiago, aberastasunaren pilaketa emakume askoren gorputz eta bizitzen lepotik lortzen baldin bada. Eta hau salatuko dugu aurrerantzean ere.

Bestalde, egiaztatu dugu batzutan posible dela garaitzea, eta borrokarik gabe ezinezkoa dela honelako urrats txiki baina handiak egitea. Bilbon, urriaren 27an sinatu zen lan-hitzarmena sinatzea ezinezkoa izango zen borrokarik gabe. Denbora igaro ahala gero eta argiago geratuko da borroka hau gure garaiko borroka sindikal eta feministaren memoria historikoaren parte izango dela, eta badela.

Izan ere, lorpen laboral eta sindikalekin batera, gure bizitza pertsonaletan beste aldaketa batzuk ere gertatu baitira gatazka honek aurrera egin ahala: gure nagusiei aurre egin diegu; beldurra galdu dugu; emakumeoi egotzitako etxeko lanak egiteari utzi diogu; emakumeoi inposatutako rol eta eginkizunak hankaz gora jarri ditugu, bai kalean baita etxean ere; megafonoa hartu eta oihukatu egin dugu; gure arteko konfiantza, konplizitate eta elkartasun sareak sortu ditugu… Hau bizi izan dugunok badakigu zertaz ari garen hizketan. “Ahalduntze” eta “feminismo” hitzak esanahiz eta edukiz bete dira 370 eguneko greba honetan.

Trajedun gizon batzuek uste dute gure lana betiko rol historikoaren luzapena baino ez dela, hots, zaintzen duten emakumeena. Begibistakoa da horren prezioa urria dela, eta aitorpena oso eskasa.

Baina une hau iristeko atzera begirakoa egitea derrigorrezkoa da; hainbat konturi erreparatuz gero, ikus daiteke sektore honetako langileok -emakumeok- zergatik gauden orain lan egoera hobean, eta etorkizuneko borrokarako askoz hobeto prestatuta.

Hemen ez dago magiarik; zein izan da gakoa? Antolatzea eta antolatzea, eta sindikatu bat, ELA, bere esku dituen tresna guztiak baliatzen duena lan eremu honetako defentsa kolektiboa egiteko. Argi dago lan prekarietatea eta baldintzak hobetu beharra izan ohi direla gatazka hasteko arrazoiak. Gure sektorea prekarioa da, erabat feminizatua, eta orain arte ibilbide eta kultura sindikal baxua zuena.

Borrokari ekiteko baliabideak behar dira; ideologizatzea eta diskurtsoa izatea ez da aski. Zeintzuk dira baliabide horiek? Lantalde handi bat, zerbitzu juridikoak, komunikazioa, lana, denbora eta erresistentzia-kutxa, besteak beste. Langileen beharrizanak -laboralak zein materialak- asetzea ezinbestekoa da gatazka errotzeko. Baina gatazka hau lan eremutik askoz harago zihoan.

Guk pertsonak zaintzen ditugu; beren bizitza burutzen ari diren pertsonak. Nola ez da izango ba inportantea gure lana! Betidanik kezka handien eragin diguten kontuetako bat izan da erresidentzietako erabiltzaileei taxuzko arreta eman ezina. Baina argi dago zerbitzuaren kalitatearen ardura Bizkaiko Foru Aldundiarena dela, honek azpikontratatutako enpresen gain jarri nahi badu ere; sektore honetan pagotxa topatu duten enpresa horien gain.

Berriro diogu: antolakuntza handia, urtetako lana, elkartasuna eta erresistentzia-kutxa beharrezkoak dira.  

Ezin aipatu gabe utzi gure ondoan izan ditugun beste sektore prekario eta feminizatuetako lagunak: kellyak, etxez-etxeko laguntzako beharginak, garbitasun sektoreko, jantokietako, merkataritzako, telemarketingeko, metalgintzako lankideak… Bai eta etxe partikularretan nahiz lan merkatu formaletik kanpo diharduten emakume langile guztiak ere, esplotazioa eta miseria pairatuz. Antzekotasun ugari daude gure artean; oso errealitate injustuei egin behar diegu aurre eta, ondorioz, borroka luzea izango da oraindik.

“Orain bagoaz, baina itzuliko gara!” zen gure deiadarra orain dela gutxi. Grebaren ikur izan diren elastiko berdeak etxean utzi ditugu. Lortu duguna pozgarria da, eta behin eta berriz esango dugu borrokak merezi duela. Zaintza duintzearen alde; gure bizitzaren alde eta oraindik egiteke dauden konkisten alde!
Erresidentziak borrokan! Gora langileria! Gora borroka feminista!

Eta bukatzeko gure eskerrik beroenak luzatu nahi dizkiegu gure alboan egon zareten eragile zein norbanako guztioi; zahar egoitzeko erabiltzaileen senideei, zehazki Babestu elkarteari; mugimendu feministari; Pentsionistak martxan elkarteari; beste herrialdeetako erresidentzietako emakume langileei; borroka honetan babesa eman diguten kultura, musika eta alderdi politikoetako ordezkari anitzei eta gatazka honen sozializazioan ezinbestekoak izan zareten komunikabideoi aipamen berezia eginez Ecuador Etxeari beraien argazki eta etengabeko jarraipenagatik.

Halaber, gure esker ona adierazi nahi diegu laguntzera etorri diren guztiei eta, noski, baita gure familia, adiskide eta ingurukoei, hilabete guzti hauek gure ondoan jasan baitituzte. Zuekin batera egin dugu ibilbide hau eta garaipena lortu ere. Eskerrik asko