domingo, 9 de julio de 2017

Vergüenza y rabia por el XX aniversario del museo Guggenheim Bilbao


Por Horman Poster. Bilbao, 6 de Julio de 2017: "Vergüenza ajena y rabia es lo que he sentido hoy con la invitación a participar en la celebración del XX aniversario del museo. Laura Etxebarría de La Fundición, que como siempre está atenta a generar colaboraciones, intercambios y demás contextos para apoyar la labor creativa de los artistas escénicos de Euskadi, nos pone en contacto con Zuriñe, responsable de la sección de Cultura de El Correo. Zuriñe nos cuenta que la idea es generar acciones basadas en la reinterpretación de una obra de la colección permanente del Guggenheim Bilbao. Genial, así que inicio el lanzamiento de preguntas pertinentes en estos casos:

-Fechas
-Medios
-Presupuesto

Zuriñe me indica que he comprendido mal el proyecto, que no debería pensarlo con objetivo "lucrativo" sino que debe de participarse "desde la ilusión de celebrar la transformación que el museo ha supuesto a la ciudad". Le respondo (aquí ya me enciendo) que con todo mi respeto a su labor, yo me ilusiono mucho con mi trabajo pero también necesito cobrar por él, aunque se trate de una cuantía simbólica (imagino que esta trabajadora de El Correo tampoco está dedicando su tiempo solo desde la ilusión a este proyecto). Estupefacción. Mientras me habla me doy cuenta que es simbólico también que ni siquiera sea alguien del museo quien gestiona este evento. Qué majos, tienen pudor a pedir regalos de cumpleaños. Lo gestiona un periódico, los medios que a final de cuentas son quienes median y "lo hacen visible".

Me cuenta también que artistas locales con cierto renombre van a participar y lo van a hacer sin cobrar. Me parece bien, son libres. Seguro que algunos lo hacen de corazón, como un regalo espontáneo. Algún otro quizás lo hace por compromiso, debido a que tienen obra en el museo. Y habrá también quien, encandilado por hacer algo en el templo del arte, lo vea como oportunidad, como acción publicitaria o inversión. Ok. Pero lo que me parece una vergüenza que el museo permita que haya artistas trabajando de manera gratuita para celebrar su XX aniversario. Pagar la labor del trabajador cultural es algo que jamás hemos cuestionado al ocupar puestos de gestión aunque en ocasiones nos hubiera gustado poder pagar mejor. 

Autor: Karmelo Bermejo

Como pedagogos, la profesionalización y dignificación del artista son valores que inculcamos a nuestro alumnado. Para que luego el Guggenheim venga con estas propuestas a través de terceros?

Hoy nos ha quedado clara la falta de misión e implicación con el artista local del museo Guggenheim Bilbao (precarización que ya demostró con las trabajadoras-educadoras del museo recientemente). Pues bien: gracias Peggy Guggen, por darnos la valiosísima oportunidad de reinterpretar obras de "artistas de 1a", pero así no guapa: nosotras no participamos en la precarización de los "artistas de 2a"."

14 comentarios:

  1. Respuesta impecable a una propuesta obscena.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Comparto en facebook para intentar dar mas visibilidad.

    ResponderEliminar
  3. Vaya demagogia! Supongo que nadie obliga a la participación y que tampoco se van a vender las obras creadas.
    Este comentario, me recuerda el de otro vasco, por cierto, que al preguntarle por que no aplaudía en un espectáculo teatral, contesto: " A mi, nadie me aplaude en mi trabajo" Apagué el televisor mientras pensaba: " Seguramente, su trabajo no produce ninguna emoción"
    El artista no es un profesional, crea, crea y crea aunque se lo tenga que quitar de la boca, porque su creación trasciende su propia realidad.
    Así que Peggy os está haciendo un favor al espurgar del arte, el artificio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moscovitina, tan solo el planteamiento ya es una obscenidad. Y tu comentario, una provocación.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo Aitor. El planteamiento de moscovitina es obsceno. El artista no es profesional hasta que consigue vivir dignamente de su trabajo. Pero este sistema precarizador exige adoración sin límite mientras las estrellas se forran. Lamentable la labor de mamporrero de El Correo.

      Eliminar
    3. Según tu razonamiento. Trabajo gratis y sin aplausos. Genial. Asi no come mi suegra.

      Eliminar
    4. Para el señor este el arte sólo vale dinero si lo hace alguien famoso. Los demás tendremos que conformarnos con lo que nos den pidiendo en la calle, que para eso valemos todos...

      Eliminar
  4. Tengo una página en Facebook llamada "Locales donde NO actuar", en el que hay una lista negra de locales, programadores y Ayuntamientos que incumplen su compromiso con los artistas o directamente, se niegan a pagarles lo acordado. Este caso es totalmente válido para incluirlo en la lista, si quieres lo puedo incluir.
    Te dejo el enlace a mi página: https://www.facebook.com/groups/115665505168159/

    ResponderEliminar
  5. El museo Guggenheim Bilbao siempre rodeado de escandalos de este tipo, y no por ser construido con latas de esparragos (?¿), sino simplemente por ser unos cutres y no querer pagar, por perder más de 6 millones de euros de dinero público, el ex director financiero condenado por desfalco, educadores, camareros y orientadores del museo que no cobran... ahora igual te lo piensas dos veces antes de pagar la entrada.

    ResponderEliminar
  6. Pues si....iba a visitarlo este verano...pero lo mismo lo veo desde fuera

    ResponderEliminar
  7. Pues si....iba a visitarlo este verano...pero lo mismo lo veo desde fuera

    ResponderEliminar
  8. nadie esta obligando a nadie a pintar gratis, no quieres? no lo hagas y punto, el caso es quejarse por todo... feminazis posiblemente?

    ResponderEliminar
  9. Nadie está obligando a nadie a trabajar sin cobrar, es cierto, los artistas no tenemos estómago, ni pagamos impuestos, ni vamos al médico, si fuese por algunos ni existiríamos. Así nos va...gente culta, pero culta low cost.

    ResponderEliminar