domingo, 30 de abril de 2017

Ongi Etorri Gernika 2017


En 1937 Gernika fue salvajemente bombardeada por el fascismo. Y desde que Picasso pintó el Guernica, este pueblo se ha convertido en un símbolo mundial de la Paz. En 2017, ochenta años después, es necesario mantener viva su memoria, y decir basta a la barbarie que está aconteciendo en esas otras Guernicas de las que huyen millones de personas. Lo que está ocurriendo en las fronteras de Europa es otro gran exterminio de la historia. Y no podemos quedarnos de brazos cruzados.


Desde la Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak hemos querido ir más allá de la ayuda humanitaria, en la convicción de que la denuncia política es motor del cambio hacia la justicia y dignidad de todas las personas. No podemos consentir que las fronteras se conviertan en espacios de detención, deshumanización y muerte para millones de personas. Por ello, hemos organizado un acto que se celebró en Gernika (Ongi Etorri Gernika 2017) los días 29 y 30 de abril de 2017. Este evento reunió a miles de personas de Euskal Herria, del Estado y de otros países, para expresar nuestra indignación y repulsa ante esta situación, contra la pasividad e indiferencia de nuestros gobiernos, y para plantear y construir alternativas. En este 80 aniversario del bombardeo de Gernika, os hemos convocado a una movilización multitudinaria para gritar “no a la guerra”, y para decir a las personas refugiadas y migrantes que son bienvenidas. Esta es nuestra propuesta:


- El sábado 29 las marchas de apoyo a las personas refugiadas, partieron de varios puntos de Euskal Herria y llegaron en columnas hasta Gernika, donde celebramos un emotivo acto en memoria de las Guernicas de ayer y de hoy. Han acudido diferentes referentes mundiales de los derechos humanos y la paz.


















































































































- El domingo 30 se han organizado distintos talleres temáticos y mesas de experiencias: derecho al refugio y al asilo; antimilitarismo; feminismo; no al fascismo y al racismo; anticapitalismo; experiencias de acogida; frontera Sur; desobediencia. Todos ellos con el propósito de visibilizar las distintas experiencias, compromisos y luchas sociales, y de continuar construyendo redes entre los diferentes movimientos y colectivos que se acerquen.















































Además, hubo actividades lúdico-culturales a lo largo de todo el encuentro. En el acto de despedida exigimos respuestas efectivas e inmediatas ante esta situación que están padeciendo más de 65 millones de personas en el mundo.